Datos

Diego Aleu

P.IVA :

Via Crociferi

Via Crociferi: La calle más bonita de Catania

La Via Crociferi es una calle de inicios del siglo XVIII que se encuentra en pleno centro histórico de Catania, a pocos pasos de lugares tan emblemáticos de la ciudad como, por ejemplo, el Anfiteatro Romano, la Catedral de Catania o la Piazza Università. Esta histórica calle destaca sobre todo por sus imponentes iglesias y edificios barrocos de gran valor arquitectónico y muy bien conservados, lo que proporciona al entorno una cautivadora atmósfera propia del Setecientos.

Información sobre la Via Crociferi

1. Breve historia de la Via Crociferi

Al igual de lo que ocurre con casi todo el centro de Catania, los orígenes de la actual Via Crociferi se remontan a inicios del siglo XVIII, cuando la ciudad fue arrasada por el terrible terremoto del año 1693. De ese trágico evento nació el fascinante centro histórico de Catania del que afortunadamente podemos disfrutar hoy en día y en el que comparten protagonismo casi a partes iguales el estilo barroco y el uso de la oscura e intensa piedra lávica. Esta mezcolanza, unida a la buena conservación de sus edificios del Setecientos, han convertido a esta calle en uno de los mayores ejemplos del resurgir arquitectónico de Catania y una de las visitas obligadas de la ciudad.

Si hablamos del significado de su nombre, la traducción al español de la palabra «Crociferi» hace referencia al portador de la cruz durante las procesiones litúrgicas, normalmente un subdiácono o monaguillo. Por lo que respecta al origen del mismo para dar nombre a la calle, todo parece indicar que proviene de la iglesia de San Camillo dei Padri Crociferi, situada en la misma Via Crociferi.

1.a. La fascinación del cine por esta histórica calle

La fascinación que despierta la Via Crociferi en todas aquellas personas que tienen la suerte de recorrer sus aproximadamente 200 metros es tal que hasta ha acabado dejando huella en el séptimo arte. Así pues, han sido varios los directores italianos que no han podido sucumbir a sus encantos y han acabado por utilizarla como parte de su set cinematográfico. En consecuencia, es posible observar la Via Crociferi en algunas escenas de varias películas italianas, entre las que destacan «L’arte di arrangiarsi» di Luigi Zampa, «Il bell’Antonio» di Mauro Bolognini y «I Vicerè» de Roberto Faenza.

2. Visitar la Via Crociferi

Si os gusta la arquitectura en general y el barroco, sobre todo siciliano, en particular, no podéis dejar pasar la ocasión de pasear por la Via Crociferi, sin duda uno de los mayores ejemplos del barroco catananese y, seguramente, la calle más bonita y con mayor encanto de Catania. Y es que, todo este compendio de elementos históricos, hacen que al pasear por la Via Crociferi, no sea nada difícil retrotraerse varios siglos, ya que parece que en ella el tiempo se haya detenido y solamente la presencia de algunos pequeños bares y tiendas nos despiertan de dicha ensoñación.

2.a. Qué ver y visitar en la calle

Obviamente, los edificios religiosos e iglesias barrocas que le dan esa impronta tan característica a la Via Crociferi son el mayor reclamo de la calle, por lo que os animamos a visitar su interior para profundizar en la historia de cada una de ellas así como en la propia belleza del barroco siciliano. Todas ellas, con la excepción de la de San Camilo, fueron destruidas por el terremoto y, tras el mismo, se reconstruyeron para que brillaran todavía con mayor esplendor. En el caso de la iglesia de San Camilo, pese a quedar intacta, también se aprovechó la situación para reconstruirla de nuevo.

También resulta imprescindible asomarse a la Villa Cerami, que suele tener sus puertas abiertas durante gran parte de los días del año, coincidiendo con el horario de la sede de la Università degli Studi di Catania que se encuentra en su interior. Otro elemento característico de la Via Crociferi y que enseguida llama la atención, es el famoso Arco de San Benedetto, situado justo en el inicio de la misma, junto a la plaza de San Francisco de Asís, y que se construyó para unir la iglesia de San Benedetto y el Convento de las monjas Benedictinas.

2.a.1. Las iglesias barrocas de Via Crociferi

  • Iglesia de San Benedetto
  • Iglesia de San Camillo
  • Colleggio dei Gesuiti (Colegio de los Jesuitas)

2.a.2. Otros puntos de interés

  • Arco di San Benedetto
  • Villa Cerani

Si bien es cierto que no están en la propia Via Crociferi, es interesante destacar que a unos escasos 15 metros de la misma se encuentra la entrada al Museo Museo de Arte Contemporáneo de Sicilia. Otros lugares de interés muy próximos son la Iglesia de San Franciso de Asís a la Inmaculada, el Museo Belliniano y el Museo Emilio Greco, situados en la contigua plaza de San Francisco de Asís.

2.b. ¿Hay tiendas y locales?

Aunque la Via Crociferi se encuentra en un lugar muy céntrico, a apenas unos pasos de la Via Etnea, la presencia de alguna pequeña tienda es casi anecdótica, por lo que en absoluto se la puede considerar una calle comercial. Lo mismo ocurre con los bares y pequeños restaurantes. Los hay, pero son muy escasos y resultan ser bastante pequeños. Un par de ellos se encuentran muy próximos a la Villa Cerami, con el objetivo de dar servicio a los estudiantes que entran y salen, mientras que el resto se reparten a lo largo de la calle. Esta escasez de negocios y locales es debida principalmente a la fisonomía de la calle, ya que en su mayor parte está ocupada por los majestuosos edificios religiosos.

La escasez de locales no impide que la Via Crociferi sea un lugar bastante animado a ciertas horas, en especial cuando empieza a atardecer y al caer la noche. Y es que, es en este momento cuando los locales suelen llenarse de gente. Además, aunque esta no se trate de la zona de la movida catanesa (que se encuentra en los alrededores del Teatro Massimo Bellini), es habitual que algunos grupos de jóvenes se reúnan en la calle para charlar y beber algo. También ayuda a crear este ambiente el hecho de que en los aledaños haya un número significativo de bares y restaurantes.

2.c. ¿Cuándo es mejor visitar la calle?

En función de la hora del día o de la noche en la que se pasea por la Via Crociferi de Catania, su imagen y la reacción que despierta en el visitante es muy diversa. Mientras que a la hora de comer es un lugar tranquilo y casi desértico, ideal para visitarlo con calma y admirar su fisonomía sin la presencia de apenas personas, durante la mañana cobra bastante vida y es habitual cruzarse con grupos de estudiantes que se dirigen a la Villa Cerami, con turistas que visitan la zona y con cataneses que están de paso.

Por la noche, en cambio, se convierte en un pequeño hervidero de personas, sobre todo de jóvenes, gracias a los bares de la zona. Por este motivo, la recomendación que os hacemos desde enSicilia.info es que, si podéis, no dudéis en pasear por la Via Crociferi durante diferentes momentos del día o, al menos, una vez de día y otra de noche.

3. Plano de la Via Crociferi

4. Ficha resumen con datos sobre la Via Crociferi

InformaciónDato
CiudadCatania
DirecciónVia Crociferi, s/n
FundaciónInicio siglo XVIII
Se puede visitar
Preciogratis
Tiempo visita15 min. – 30 min.
Valoración visita (1-10)10

5. Vídeo

Próximamente.

6. Galería de fotos

Próximamente.

error: @ Copyright: Todos los derechos reservados. Por favor, respeta los derechos intelectuales como autor y propietario de los textos, imágenes y vídeos.